Carrito

combustible escuela-iloveimg-converted

COMBUSTIBLE PARA MANTENER UNA ESCUELA DE GAZA

35,00

In stock

Compartir

Email
Comparar

Share this product

Dos millones de palestinos en la franja de Gaza -el 71% de los cuales son refugiados palestinos- sufren actualmente apagones de 20 horas al día, de 12 a 16 horas al día. La ONU afirma que Gaza será inhabitable en 2020, pero el punto de inflexión podría ser ahora. Esta importante crisis energética que impacta sobretodo en ámbitos claves a la supervivencia como son la salud, la educación y el abastecimiento de agua.

La central eléctrica de Gaza, la única planta de energía en la franja de Gaza, ha estado operando a la mitad de su capacidad, suministrando aproximadamente el 30% de la electricidad de Gaza hasta que fue obligada a cerrar el 17 de abril. La crisis de la electricidad en Gaza ha estado en curso desde junio de 2006, cuando ataques aéreos israelíes golpearon a la central eléctrica, y nuevamente en 2014. El daño sufrido en estos ataques aéreos, combinado con la crónica escasez de combustible debido al bloqueo, ha obligado a la central a operar a la mitad de su capacidad normal durante años hasta que el 17 de abril, la central eléctrica se vio obligada a cerrar completamente debido al agotamiento de todos los suministros de combustible y una completa falta de fondos para reponerlos. El 20 de abril, el suministro de combustible de Egipto también fue cortado debido a un mal funcionamiento técnico que no se ha reparado.

Esto implica que los palestinos en Gaza no puedan hacer cosas tan básicas como ducharse, lavar ropa, cocinar o estudiar en un horario normal. Con el desempleo en el 43%, muchos no pueden permitirse comprar luces de emergencia con pilas, mucho menos combustible para los generadores.

Con tu aportación podremos abastecer el combustible necesario a la manutención semanal de una de las 267 escuelas de UNRWA en Gaza.